El III Foro Bobal y la puesta en valor del origen

0
9
Foro Bobal

El III Foro Bobal de la DO Utiel-Requena se centró en la puesta en valor del origen con las ponencias presentadas por el director del Observatorio Español del Mercado del Vino, Rafael del Rey, y la enóloga Sara Pérez. Durante el III Foro Bobal, celebrado en la Iglesia de San Nicolás de Requena, más de doscientos profesionales pudieron catar una treintena de vinos elaborados con la tinta autóctona de la comarca.

Foro BobalDel Rey describió las tendencias del mercado internacional y “la deslocalización del consumo de vino”, que se traslada “de la vieja Europa y los países productores hacia Norteamérica y Asia” y trae consigo la irrupción de “nuevos consumidores con distinta aproximación al vino” a los que hay que conocer mejor. Del Rey concluyó que es preciso “abrirse a nuevos mercados y generar más productos de alta gama”. Tras su intervención hubo una mesa redonda con representantes de Dominio de la Vega, Coviñas, Chozas Carrascal y la DO Utiel-Requena, que pusieron el acento en el equipo profesional, las estrategias a largo plazo y la investigación “para volver al origen, a la tradición”.

Sara Pérez —segunda generación en la revolución vitivinícola del Priorat— descubrió la bobal hace casi dos décadas, cuando era una variedad poco valorada para los vinos de calidad, e intuyó su potencial para el prestigio de la comarca. Considera que hay que tener en cuenta la referencia histórica y, a la vez, “dar la voz a los jóvenes” en el diseño de un futuro vitivinícola “en equilibrio con la naturaleza”. Pérez participó a continuación en un debate con los enólogos de Vera de Estenas, Sierra Norte y Bodegas Sentencia, que coincidieron en la necesidad de cuidar el origen, proteger la tierra, trabajar la calidad, buscar la diferenciación, fomentar la cultura del vino y “estar orgullosos de nuestro territorio y de trabajar en lo que nos gusta”.

Un par de vinos de bobal:
· CEREMONIA BOBAL 2015. Auténtico y ‘de autor’
· CERRO BERCIAL LADERA LOS CANTOS 2014. Modernidad comedida