LE BISTROMAN (Madrid). Francia contraataca

0
10
Le Bistroman

Le BistromanAMNISTÍA, 10. TEL.: 914 472 713. En Le Bistroman, Miguel Ángel García Martinelli rinde homenaje a sus raíces francesas y a una gastronomía que tenía que volver por sus fueros antes o después. Este reputado creador y director de espacios gastronómicos se ha asociado con el chef Stéphane del Río, nacido en Madrid de madre francesa, para poner en marcha este negocio con el encanto y la autenticidad del bistró junto a la elegancia del restaurante gastronómico —mantel de hilo, vajilla de Limoges, cristalería Riedel, cubertería de plata, cuchillos para carne con mango de madera de olivo— en una línea netamente bistronómica, de aire provenzal en la ambientación y cocina inconfundiblemente gala.

Los caracoles gratinados con mantequilla, la sopa de cebolla, el foie gras con guarnición de higos o albaricoques —según la temporada—, la pissaladiere, el pichón de Mont Royale en salmís o el magret de canard grillé con miel de pino y col rellena de pintada de Bresse aligeran y personalizan comedidamente el clasicismo francés dentro de la más estricta ortodoxia. En la misma línea están las ostras Amélie con vinagre, chalota y mantequilla, la ensalada périgourdine, el pescado del día a la boullabaisse, la lubina con salsa niçoise, los raviolis de bourguignon de carrillera, el onglet de ternera o el coquelet asado al momento: las aves vienen a ser la especialidad de Le Bistroman. En los postres, el clasicismo francés es inapelable —tarta de limón y merengue, baba au rhum, tarta Tatin, pera bella Elena—, igual que en la selección de quesos: comté, saint Nectaire, camembert, epoisses… La carta de vinos de Le Bistroman consta de sesenta referencias cien por cien francesas, incluyendo quince champagnes de grandes maisons y de pequeños productores.

A la carta, unos 60 €
Abre todos los días

Otras novedades en Madrid:
· LA RETASCA. Lo último de Juanjo López
· RAMSÉS. Siguiendo instrucciones de Arzak
· ZALACAÍN. El clásico se pone al día
· KUC. De los Camba de toda la vida
· CASA JULIÁN DE TOLOSA. El asador