GREEN OLIVE. El aceite del desierto

0
486

CASTILLO DE TABERNAS, ALMERÍA. La almazara Castillo de Tabernas se creó en 1993 —en una zona semidesértica de la provincia de Almería— y se reivindica como una de las mayores productoras de aceite de oliva del mundo —en sus plantaciones, de casi 500 hectáreas, hay más de 100 mil árboles—, así como pionera del virgen extra gourmet. Entre sus peculiaridades están la de poner en valor un parámetro como la acidez —en desuso normativo de un tiempo a esta parte, para bien o para mal— o la de pasar por alto la/s variedad/es de oliva: en este Green Olive, picual, hojiblanca y arbequina, probablemente. Es dulzón, levemente picante, denso y con aroma a césped, especialmente indicado para aliñar ensaladas, tostadas o pescados a la plancha. También elaboran un Green Olive sin filtrar.

castillo-de-tabernas-green-olive-diario-de-un-glotonAceite de oliva virgen extra
Acidez: 0,1°
PVP: unos 8 € (500 ml)