COMER INSECTOS. Tarántula para los carnívoros

0
7
comer insectos

ISAAC PETRÀS. PLANETA GASTRO, 2019. Lo de comer insectos ¿tiene un verdadero interés gastronómico, aparte de ser una fuente de proteínas barata y sostenible? Lo cierto es que, si un 80% de la humanidad los come —de manera habitual en Tailandia, México, China o Japón—, el rechazo occidental no debe estar más justificado que el de otras culturas ante los percebes, las gambas, los caracoles o la mismísima carne de conejo. Y si nuestra avidez gastronómica nos lleva a descubrir platos y productos —el ceviche o las algas eran cosas extrañísimas hace bien poco—, comer insectos constituye un mundo de posibilidades. Isaac Petràs, desde el negocio familiar en el Mercat de la Boqueria barcelonés, lo abre ante nosotros por medio de este recetario —desde entrantes hasta postres pasando por bebidas—, ilustrado con anécdotas y viajes. Pero ¿a qué saben los insectos? No se puede explicar, insiste, hay que probarlos. En todo caso, dice que las hormigas culonas tienen un punto cítrico, el escorpión deja un retrogusto a fruto seco y la tarántula sabe a carne.

comer insectosRecetario
192 páginas
24,95 €

 

 

 

 

 

 

Qué comer y qué no:
· Comer algas, pescado crudo y otros “alimentos”
· OCÉANOS, PECES, PLATOS y tradiciones del otro día
· LA COCINA AROMÁTICA. Espárragos con chocolate
· CANAILLE. Casquería gourmet
· EL DILEMA DEL OMNÍVORO. ¿Qué y cómo comer?
· EL HAMBRE. Un problema político