FOTOGRAFÍA FOODIE. Cuestión de imagen

0
218
Fotografia foodie

CORINNA GISSEMANN. EDICIONES ANAYA, 2017. El boom de la fotografía foodie representa la consagración de la idea de que “una imagen vale más que mil palabras”, pese a la imposibilidad evidente de decir eso mismo —sin ir más lejos— o tantas otras cosas con una foto o algo parecido. ¿Acabaremos pensando también que una imagen vale más que mil aromas o mil sabores? Al tiempo. De momento, cocineros, cocinillas y foodies adictos a las redes sociales prefieren una foto antes que cualquier otra cosa a la hora de intentar comunicar las sensaciones relacionadas con la comida y la fotografían compulsivamente. Bueno, al menos, hagámoslo con el mejor aprovechamiento.

Quizás un libro como este no contribuya a elevar el nivel medio de la fotografía foodie, porque da por supuesto que el interesado dispone de un equipo como Dios manda y quiere ir más allá del smartphone. Pero sus indicaciones en cuanto a composición o estilo pueden valer para empezar a pensar que eso de fotografiar platos es una cosa muy seria: al menos, en cuanto a la imagen de su trabajo que proyectan muchos cocineros.

Fotografia foodieManual
232 páginas
29,95 €

 

 

 

 

 

Más libros:
. COMPARTIR. El legado de El Bulli
. CANAILLE. Casquería gourmet