Bluesman Cocktail Bar (Bcn): Jazz, cócteles y puros

0
414

Jazz, cócteles y puros en lo que fue el Scotch Bar del hotel El Palace. El exclusivo local situado en el sótano del antiguo Ritz de Barcelona se ha transformado para poner al día su estilo vinculado a la historia del glamour en la ciudad y a su Bélle Époque. Ahora se llama Bluesman Cocktail Bar y su oferta incluye actuaciones de jazz y blues en directo, cócteles clásicos y propios, club de fumadores con cava de puros y el repertorio de whiskys que ha hecho del local un referente. La nueva decoración, de aire escocés, moderniza y aligera el estilo de siempre, y sigue presidida por el cuadro Bluesman que Ronnie Wood, guitarrista de los Rolling Stones, pintó para el Ritz.

No es la única figura de la música que ha pasado por el sótano del hotel desde 1919, siempre entre jazz, cócteles y puros. Duke Ellington, Ella Fizgerald, Frank Sinatra, Freedie Mercury, Alan Parsons, Chick Corea… También, Xavier Cugat, Michael Jackson, Elton John, Paul McCartney… La propuesta del nuevo Bluesman Cocktail Bar incluye música en directo, los jueves, viernes y sábados, de 11 de la noche a 1 de la madrugada. Para las próximas semanas, están programadas las actuaciones de Reckless (blues power), Alba Cayuela Band (funk), Johnny Big Stone & Blues Workers (blues), Laura Miquel & RBB (rythm & blues) o Brown Shugar (soul). El local abre todos los días, de 8 de la tarde a 2 de la madrugada.

SIN ROMAIN FORNELL. La última reconversión del bar del Palace coincidió con la etapa de Romain Fornell en el hotel, que acaba de llegar a su fin. El chef catalán con antepasados catalanes traslada el restaurante Caelis, con su estrella Michelin, a otro hotel, el Ohla. Fornell se hizo cargo en 2002 del restaurante del hotel Ritz, ahora El Palace, y obtuvo una estrella Michelin 9 años después. En 2001 ya había sido el cocinero con estrella más joven en Francia y se convirtió en el único que había obtenido ese galardón allí y en España.

El restaurante del hotel El Palace abandona la línea neoescoffieriana que practicó Fornell y apuesta por una cocina con rasgos asiáticos, franceses, anglosajones y catalanes, en una atmósfera elegante y relajada como la del Bluesman Cocktail Bar. El hotel, diseñado en 1919 por el propio Cesar Ritz, con Auguste Escoffier como director gastronómico, se reinauguró como Palace en 2009 tras su adquisición por el empresario Ali Haddad.