Una escapada oleoturística al Camp de Tarragona

0
8
escapada oleoturística al Camp de Tarragona

El hotel Mas La Boella es un buen campamento base para una escapada oleoturística al Camp de Tarragona. Se encuentra en una finca agrícola de 110 hectáreas en La Canonja con un olivar de arbequina, arbosana y koroneiki que produce casi 200 mil litros anuales de aceite en su almazara construida sobre un edificio del siglo XII. Su propuesta incluye un pack gastronómico con una noche de alojamiento, cava y petits fours en la habitación, cena y desayuno —con productos de proximidad—, una botella de aceite La Boella Premium y otra de vino Mas la Boella, además de una cata comentada de sus aoves. También, una tienda gastronómica con los productos de la finca, además de vinos y delicatessen de todo el mundo.

En las últimas décadas, la tradición olivarera del sur de Catalunya ha despuntado en la línea de la calidad y la sostenibilidad para reivindicar su peso en la economía y la cultura de su entorno, con tres denominaciones de origen: Siurana —la del Camp de Tarragona—, Terra Alta y Baix Ebre – Montsià. El atractivo de una escapada oleoturística al Camp de Tarragona incluye lugares de interés como el Museu de l’Oli de la Selva del Camp y las cooperativas de Cambrils o Riudecanyes, y se complementa con el de otros productos gastronómicos: el arroz del Delta del Ebro, los vinos del Priorat y el Montsant o la avellana de Reus, con DO propia.