Responsabilidad Social y Vinos Alicante DOP

0
57
Vino y responsabilidad social

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Alicante es una organización sin ánimo de lucro, formada por una combinación paritaria de viticultores y bodegueros. En su forma de constituirse y en su gestión y desarrollo representa uno de los modelos más antiguos de lo que hoy se denomina “Responsabilidad Social Corporativa”.

Sin duda es un gran avance reunir en una misma entidad a la combinación armonizada de oferta y demanda. En este caso, de la oferta de vides y uva de vinificación que se enmarca dentro de la zona protegida desde 1932 como “Alicante”, por un lado, y, por otro, la de los demandantes de la uva, bodegueros que —también en este caso— se encuentran en el mismo entorno, constituyendo así un cluster o grupo de intereses.

Este ejemplo, que podría ser algo perfectamente razonable, es sin embargo muy singular y en pocas organizaciones se produce, lo que dota de un grandísimo valor. Y más con la antigüedad que tiene el modelo, pues, hoy en día, hay pocas asociaciones donde se produzca esta armonía de intereses. De hecho, en Alicante y en los últimos años, he de destacar el gran trabajo de hermandad y colaboración que existe entre ambos sectores. Bien porque muchos bodegueros se han convertido en viticultores, bien porque han entendido un único valor común entre ambos (como es la defensa del viñedo como la principal materia prima y patrimonial) o bien porque hay una familiaridad y cercanía como nunca se daba. En este sentido, se puede decir incluso que está más “regulado” que nunca, en alusión al nombre que tiene el propio Consejo “Regulador”.

En los debates y objetivos hay muchas coincidencias y poder unirlas nos dota de gran responsabilidad y trascendencia en el trabajo diario que se realiza. En este caso, se consensúan buenas prácticas del viñedo, defensa medioambiental con sus especiales tratamientos, alertas sobre plagas, respeto por variedades locales, trabajos de registros, estudios a realizar, etc. Pero también las de compraventa de graneles (con contratos, para evitar abusos de precios, para denunciar malas praxis o malos compradores, pagos en fechas correctas, etc) e incluso las de comercialización de envasados, con una correcta política de precios, no uso de promociones discriminatorias, imparcialidad en la promoción, denuncia de dumping o malas prácticas en distribución, fraudes en el sector, veracidad de la información, etc.

Además, en los últimos años, el Consejo ha incorporado una representación de los consumidores que se encuentra en la comisión de más garantías como es la de Certificación, donde se verifican las trazabilidades del producto y el sistema de control. Ahí los representantes de la Unión de Consumidores de L’Alacantí han aportado en los últimos años una sensibilidad especial por la defensa del consumidor y la responsabilidad en la información.

Ahondado incluso en la presencia de personal externo, también el comité de cata ha incorporado profesionales independientes, que han recibido un entrenamiento específico y que comparten su trabajo con trabajadores en activo del sector, lo que aporta, de nuevo, una gran interacción.

Todo realizado con la propia financiación que el sector aporta. Cierto es que recibimos pequeñas ayudas de algunos organismos y que estas son en su mayor parte para promoción. Pero, sin duda, la inversión más fuerte es la del propio sector, que aporta para su propio control y para la promoción de los productos. Lo que se ingresa por control se destina a promoción, haciendo este sistema de trabajo y colaboración más perfecto aún. Más responsable aún, utilizando el mismo término.

Así pues el modelo de la Denominación de Origen Alicante se llena de valor social y representativo. Sobre todo, de valores humanos, imparciales, de colaboración, foro de debate interno, siempre abierto a todos los que forman parte directa o indirectamente del sector y de todos aquellos que quieran entender el funcionamiento democrático y el objetivo fundacional y legal de la figura legal que somos.

Y este trabajo no acaba aquí. Tenemos nuevos retos y objetivos concretos por ser mejores socialmente. Porque aparezcan más mujeres en el sector del vino, más jóvenes, por ser lo más respetuosos medioambientalmente y en prácticas comerciales, porque los compradores también lo sean, por la transparencia… Todo ello dará —estamos seguros— un futuro todavía más esperanzador para este sector tan lleno de historia y de valores.

Vino y responsabilidad socialAntonio M. Navarro
Presidente CRDOP Alicante

 

 

 

 

 

Más sobre Vinos Alicante DOP:
. Crece la exportación de Vinos Alicante DOP
. “Excepcional” 2016 para los Vinos Alicante DOP
. Una hostelería unida por los Vinos Alicante DOP
. Alicante DOP: vino mediterráneo para la cocina mediterránea
. Vinos Alicante DOP: la gran esperanza tinta
. Vinos Alicante DO: la unión hace la fiesta