Pulpo de granja: el gran salto del molusco de moda

0
34
Pulpo de granja

El pulpo de granja, criado en piscifactorías desde la puesta hasta la talla adulta, puede ser una realidad más pronto que tarde. Investigadores gallegos, andaluces y canarios han logrado superar los obstáculos que impedían hasta ahora la crianza integral del molusco cefalópodo de moda y puede que Pescanova la inicie en breve.

Pulpo de granja
La capacidad de adoptar las tonalidades del entorno

El pulpo es un animal más listo de lo que parece. El equipo de la bióloga Stephanie Chancellor quedó fascinado al contemplar las galerías de arena y conchas construidas por pulpos para vivir confortablemente en familia, y el etólogo Carl Safina se refiere a ellos como lo más parecido a una inteligencia extraterrestre que puede imaginarse. Por otra parte, el ejército estadounidense desarrolla una ropa de camuflaje hecha con una tela que reproduce la capacidad mimética del pulpo —muy superior a la del camaleón— y haría a los soldados casi invisibles. Pero nada de todo eso tiene la culpa de que la pesca del pulpo se haya disparado, así como su precio y la venta como tal de las patas de otros cefalópodos. El caso es que nos costaría encontrar un bar o un restaurante que no tenga entre sus propuestas algo a base de pulpo y la receta gallega tradicional se ha convertido en uno de los emblemas internacionales del tapeo hispánico. Y eso que no hay, de momento, pulpo de granja.

Así las cosas, desde hace más de medio siglo, empresas y organismos de todo el mundo se han afanado en buscar la manera de criar en piscifactorías a este cefalópodo cuyas hembras ponen hasta medio millón de huevos y cuyas crías alcanzan rápidamente una talla adulta. Hasta el momento, lo más que habían conseguido, como con otras especies, era engordar en cautividad los pulpos capturados en el mar, algo que ya hacían los romanos y a lo que se dedican distintas granjas acuáticas en España, México o Japón, pero no lograban reproducir íntegramente el proceso, desde la puesta de huevos hasta la madurez. Todos los intentos fracasaban en el punto en el que el pulpo pasa del estado larvario al juvenil y cambia su alimentación. Hasta ahora, la única comida que funcionaba en ese tránsito eran las larvas Pulpo de granjade centolla, totalmente inviable desde cualquier punto de vista. Finalmente, según ha difundido la revista GCiencia, investigadores gallegos, andaluces y canarios han encontrado la manera de que prosperen hasta el 90% de las larvas —en vez del 3%, como en experimentos anteriores— y Pescanova se ha hecho con la patente. La empresa podría iniciar en breve la producción de pulpo de granja con la nueva metodología y obtener sus primeros resultados comerciales en un par de años.

Otro artículo sobre el pulpo:
· Del pulpo a la feria: la tolerancia gastronómica