Renace el Café Madrid, cuna del Agua de València

0
13
Café Madrid

El emblemático Café Madrid, donde nació el Agua de València que se convertiría pronto en el combinado emblemático de la ciudad —a base de zumo de naranja y cava—, reabre hoy sus puertas con la cocina de Nacho Romero (Kaymus) y los cócteles de Iván Talens en el centro de una propuesta con un cuidado interiorismo. Lo novedoso de la idea es que Café Madrid forma parte del lobby del hotel Marqués House y allí mismo se hace el check in, con la música y el ambiente del local —evocador de las reuniones artísticas, políticas y literarias que acogió desde principios del siglo XX— como bienvenida, antes de acceder a las habitaciones. El edificio, en pleno centro histórico de València, se encuentra frente al palacio del Marqués de Dos Aguas y dan al exterior todas sus habitaciones, que combinan los suelos hidráulicos originales o el mármol de Carrara con la domótica.

En el siglo XIX, Café Madrid era un lugar de carruajes. A principios del XX se llamaba Cervecería Oro del Rin, luego fue el Café Berlín y, tras un decreto que prohibía los nombres extranjeros en 1940, adoptó la denominación recuperada ahora. En aquellos años, Café Madrid era un lugar de tertulias de intelectuales, de reunión de gente del teatro, de pintores y de jugadores de ajedrez. Tuvo varios propietarios, desde el alemán Weber hasta el joven pintor gallego Constante Gil —en los años 50— que reflejó muchos de aquellos momentos. En los 70 pasó a ser un lugar de moda y en los 80/90, cuando se creó allí el Agua de València —“especial para la neurastenia, dispepsia y catarros gastrointestinales”, según reza un rótulo en el local—, coincidieron políticos de todos los colores. Finalmente, Comatel adquirió el edificio después de años de semiabandono.